Salomón Libman expresó su descontento tras la igualdad entre Alianza Lima y Cobresol, pero resaltó la entrega mostrada por sus compañeros.

“Me voy tranquilo, contento con el esfuerzo de todos mis compañeros porque con nueve fuimos superiores. Ellos firmaban el empate haciendo tiempo”, aseveró.

El guardameta blanquiazul indicó que lo positivo es que no se perdió y que el grupo siempre buscó el arco contrario  aún estando en inferioridad numérica.

“Si no se puede ganar, se empata. Lo más importante es la actitud del equipo y que con nueve jugadores tuvimos más ocasiones que ellos”, culminó.