EFE

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, transmitió a sus jugadores, tras la derrota contra el Real Madrid en la final de la Liga de Campeones, que "el partido no merece una lágrima", porque lo han dado "todo", y puso a su conjunto un 9,5 de nota en el curso, porque faltó "un medio".

"Hay que mirar el partido en general. Yo creo que analizando el partido, en el segundo tiempo el Madrid fue mejor, nos tuvo encerrado en el segundo tiempo en mitad de campo sin poder salir y eso genera una dificultad enorme ante un equipo de tantas posibilidades", dijo Simeone, ovacionado en la sala de prensa.

"El fútbol es maravilloso por esto. Muchas veces dicen que el ganar es todo, pero la muestra de este aplauso, de la gente que apoyó te hacen ver y clarificar un poco que existe esta parte del fútbol. Como le dije a los jugadores: hoy el partido no merece una lágrima, porque cuando uno da todo hay que tener la cabeza arriba".

"Esto es parte del juego, se puede ganar, se puede perder, pero hay que estar en las dos situaciones. Hoy nos tocó la parte de la derrota, pero con la tranquilidad de haber dado todo. El equipo respondió. Eso nos engrandece y a prepararnos para seguir compitiendo. Los demás ya saben que el Atlético compite", añadió.

SOBRE EL TIEMPO, DIEGO COSTA Y VARANE

Del tiempo añadido en el segundo tiempo, Simeone afirmó que "ustedes (los medios de comunicación) estaban ahí para ver si eran cinco, siete, tres..." "Uno cuando está cerca de ganar sólo quiere que añadan medio", agregó.

Diego Costa sólo aguantó nueve minutos sobre el campo por una lesión muscular en el bíceps femoral. "Sin duda, la responsabilidad de que juegue Diego fue mía, equivocándome porque se salió tan rápido que no estaba en las condiciones que le habíamos visto el día anterior. Hubo enseguida miradas cruzadas donde se veía que no estaba y no queríamos perder tiempo con un jugador menos", afirmó.

También repasó su enfrentamiento con Rafael Varane, defensa del Real Madrid. "Me tiró un pelotazo, "cargándome" y creo que es mucho después de un 4-1 generar esta situación que no tiene sentido, posiblemente mi enfado tampoco. Ojalá le sirva de experiencia y aprenda porque es un gran jugador", explicó.

EFE