Abogado de Eva Bracamonte estima que nuevo juicio tomará 7 meses

El abogado de Eva Bracamonte, José Urquizo, estimó que el nuevo juicio que afrontará su defendida por el caso del asesinato de su madre, la empresaria Myriam Fefer, tardará entre 6 a 7 meses.
RPP - Carlos Lora

El abogado de Eva BracamonteJosé Urquizo, estimó que el nuevo juicio que afrontará su defendida por el caso del asesinato de su madre, la empresaria Myriam Fefer, tardará entre 6 a 7 meses.

--> Eva Bracamonte abandonó Penal de Mujeres de Chorillos

Como se sabe, en la víspera, el Poder Judicial, informó que la Corte Suprema de Justicia anuló la sentencia previa que había a condenado la joven a 30 años de prisión, ordenando a su vez abrir un nuevo juicio.

El letrado insistió en que el proceso seguido contra Eva Bracamonte se basó en investigaciones sesgadas, cargadas de pruebas viciadas e incongruentes. "Muchas de las pruebas no han sido actuadas dentro de la validez del procedimiento", afirmó.

Señaló que estos elementos fueron tomados en cuenta por la Corte Suprema, para determinar la nulidad de la sentencia contra Bracamonte Fefer.

"La Corte Suprema ha realizado un análisis transversal del expediente, han comenzado a revisar todos los elementos probatorios que consideraron valiosos para los jueces que sentenciaron a Eva bracamonte; y al realizar ese análisis ellos han percibido lo que el mismo juez ha denominado constituye un vicio de incongruencia y en consecuencia una nulidad procesal", puntualizó.

En tal sentido, indicó que se ha determinado que otro colegiado realice actividades probatorias sobre elementos que se tomaron en cuenta para la sentencia contra su defendida, como la autenticidad de mensajes electrónicos o el acta de la diligencia de la reconstrucción de los hechos, así como la inexistencia de un peritaje telefónico. "Una serie de elementos que no han sido incorporadas válidamente en el juicio oral", sostuvo.

Sin embargo, precisó, que dicho recurso legal representa la posición de la Corte Suprema, pero no de la defensa, que apuntaba a una absolución a partir del análisis de los posibles móviles del asesinato de Myriam Fefer.

Afirmó que en caso el principal móvil fuera el lucro, existen documentos y escrituras públicas que ponen evidencia que su defendida había recibido la herencia de su abuelo Enrique Fefer a los 15 años de edad y que ella misma decidió entregar un poder a su madre sobre el control de su dinero, lo que daría muestras de su inocencia.