Vivir cerca de áreas verdes implica innumerables beneficios para la salud. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se recomienda un mínimo de 12.5 m² de áreas verdes por habitante dentro de la ciudad, para contribuir en la calidad de vida de las personas, tanto en la esfera psicológica como en la física.

Las áreas verdes contribuyen a liberar oxígeno a la atmósfera y absorben dióxido de carbono, diluyen la mezcla de contaminantes, filtran gases, absorben gases contaminantes, atrapan partículas de polvo, humo y cenizas que circulan en el aire, además de filtrar y detener vapores y olores desagradables.

"El parque automotor es el mayor responsable, entre el 70 y 80 por ciento, de los contaminantes que respiramos. El monóxido que viene de los vehículos causa muchas enfermedades y muertes al año, que incluso han sido cuantificadas. Hay pérdidas estimadas en más de 300 millones de dólares al año por pérdidas de día productivo o muertes prematuras", dijo en RPP Noticias la bióloga Ana Zucchetti, presidenta del directorio del Servicio de Parques de Lima (SERPAR).

Por ello y en el marco de la Campaña de RPP Noticias "Aire Limpio Más Vida" la especialista anunció el lanzamiento de un ambicioso proyecto que contribuirá a mejorar la calidad del aire.

"Vamos a invertir hasta el 2014, 355 millones de dólares en parques. Esto incluye nuevos parques zonales metropolitanos, ahora tenemos 14 y vamos a llegar a 20; y la remodelación de los parques que tenemos", sostuvo Zucchetti en Ampliación de Noticias.

A esto se suma el programa "Adopta Un Árbol" cuyo objetivo es plantar unos 100 mil árboles para compensar la emisión de dióxido de carbono de unas 6 mil personas.

Diversos estudios han demostrado que la inhalación y exposición a largo plazo a la materia particulada, produce daños pulmonares causantes de enfermedades respiratorias, principalmente en los niños y adultos mayores. Por tal razón, vivir en espacios con áreas verdes contribuye en la calidad de vida de las personas.