Al menos 500 niños del asentamiento humano Pampas de Piedras Gordas no podrán asistir hoy al colegio tras haber perdido todas sus pertenencias en el devastador incendio ocurrido el tarde del sábado en esta zona del distrito de Ancón, informó RPP Noticias.

Los menores presentan además picaduras de mosquitos, debido a que el agua con que se apagó el siniestro quedó empozada, atrayendo principalmente zancudos.

Los angustiados padres de familiares y pobladores en general piden ayuda a las autoridades para que se les destine mantas, colchones y carpas con que guarecerse durante el día.

Según las cifras oficiales de Indeci, 357 viviendas de Pampas de Piedras Gordas quedaron destruidas, mientras que en el asentamiento humano Señor de Ascensión de Cachuy fueron 55. Todas estas casas fueron construidas con esteras, cartones y madera.

El número total de personas damnificadas asciende a 1,239, entre ellas 168 y 1,071 pertenecientes al Señor Ascensión de Cachuy y Piedras Gordas, respectivamente.

Si bien la Municipalidad de Ancón entregó carpas a los damnificados, estas resultan escasas, señalan los angustiados habitantes.

Los representantes de los asentamientos humanos piden la formalización de la zona, que les permita contar con los servicios básicos, como agua, desagüe y electricidad en un futuro.

Sepa más: