Al menos siete personas murieron y 27 resultaron heridas en atentados en dos mezquitas, una suní y otra chií, tras la oración musulmana del viernes al norte y al noreste de Bagdad, informaron a Efe fuentes policiales.

Un artefacto explotó cerca de una mezquita suní en la población de Abu Tamer, próxima a localidad de Al Jales, 70 kilómetros al noreste de la capital, donde al menos seis personas fallecieron y trece resultaron heridas, cuatro de ellas graves.

En Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad, al menos un fiel perdió la vida y otros catorce resultaron heridos por la explosión de una bomba escondida en un aparato de aire acondicionado en la "huseiniya" (mezquita chií) de la zona de Al Jasaal, en el centro de la ciudad.

El estallido se produjo al final del rezo cuando los creyentes se disponían a abandonar el templo.

Estos sucesos ocurren la víspera de la celebración de elecciones a los Consejos de doce provincias en Irak, ya que no tendrán lugar mañana ni en Al Anbar ni en Nínive por motivos de seguridad, ni en las tres de la región autónoma del Kurdistán iraquí.

Las fuerzas de seguridad han lanzado un dispositivo especial con motivo de los comicios que no ha podido evitar ataques en las últimas horas.

Anoche, al menos 27 personas murieron, entre ellas mujeres y niños, y otras 50 resultaron heridas por la explosión de una bomba en el interior de un edificio que alberga un restaurante, una cafetería y un salón de juegos en Bagdad.

EFE