Foto: EFE

El Gobierno alemán instó hoy al ganador de las elecciones presidenciales de Irán, el reformista Hasan Rohani, a zanjar el conflicto derivado de la puesta en marcha de un programa nuclear por parte de Teherán y a respetar los Derechos Humanos.

El ministro de Asuntos Exteriores, Guido Wsterwelle, aseguró en un comunicado que Rohani tiene, tras su holgada victoria en los comicios del viernes, un "claro mandato" y una "gran responsabilidad" para con los ciudadanos iraníes que le han otorgado su "confianza".

El gobierno alemán espera ahora que los líderes iraníes se involucren sin más dilaciones en lograr una "solución sustancial del conflicto nuclear" mediante la negociación, aseguró Westerwelle.

"Sería igualmente importante y necesario que Irán se comprometa a cumplir sus obligaciones para proteger los derechos humanos y ejerza un papel constructivo en la región", añadió el ministro en alusión a la guerra civil en Siria y al conflicto entre israelíes y palestinos.

Westerwelle confió en que Rohani entienda su mandato desde "la moderación y la esperanza" y añadió que Alemania se mantendrá atenta a posibles "cambios" en el país que supongan "nuevas oportunidades tanto para adentro como para afuera".

Rohani consiguió la presidencia iraní en la primera vuelta de los comicios al superar el 50 % de los votos emitidos el viernes, según confirmó ayer el Ministerio del Interior.

La ONU ha sido escenario en los últimos años de múltiples denuncias a Irán por parte de potencias occidentales como Estados Unidos o Israel, que temen que Teherán esté desarrollando capacidades y conocimientos con fines militares bajo el paraguas de un supuesto programa nuclear.

Teherán, por su parte, rechaza estas alegaciones y asegura que sus actividades nucleares sólo persiguen objetivos energéticos y científicos.

EFE