EFE

El Estado federado de Baja Austria, en el este de la república alpina, se mantiene en alerta máxima en todas las zonas que atraviesa el río Danubio, ante el inminente peligro de desbordamiento por las lluvias de los últimos días y los grandes aluviones de sus afluentes.

Los pronósticos hidrológicos más recientes indicaron que el nivel de crecida de las aguas del Danubio podría igualar al de las riadas del año 2002, cuando alcanzó su máximo en los últimos cien años.

Esta mañana se midieron en algunos puntos del principal río centroeuropeo hasta 10,62 metros de agua, mientras que los niveles registrados en 2002 se situaron en los 10,90 metros, informó la agencia de noticias APA.

Varios equipos de protección fluvial se desplegaron a lo largo del río para vigilar los puntos de riesgo, en los cuales despejaron zonas de obras de construcción, aseguraron las instalaciones portuarias y prepararon tanto vehículos acuáticos como sacos de arena que faciliten las tareas en caso de un desbordamiento.

Más de 3.000 bomberos estaban en activo hoy en tareas de contención y prevención de inundaciones, así como cientos de soldados del ejército austríaco.

Según la emisora pública ORF, unas 450 personas tuvieron que abandonar sus casas en las localidades de Wösendorf, Joching y Weißenkirchen.

En la ciudad de Krems, sobre la orilla del Danubio, fueron evacuados algunos pacientes de las unidades de cuidados intensivos del hospital local por precaución.

EFE