Una madre fue arrestada la noche del miércoles último por ser sospechosa de matar a sus dos bebés en Killarney Road, al suroeste de Londres.

La Policía hasta la casa de la mujer, donde encontró los cuerpos sin vida de un niño de 10 semanas y una niña de 14 meses.

Los paramédicos trataron de reanimar a los pequeños, pero fueron declarados muertos en el lugar, según recoge el portal Yahoo! News.

La mujer de alrededor de 30 años fue llevada a una comisaría del sur de Londres, donde permanece detenida por sospecha de asesinato.

Entre las hipótesis que la policía maneja, estaría que la madre sufría de depresión post-parto.

Medios de comunicación refieren que el padre de las criaturas fue el primero en ver la escena del crimen, mientras que su esposa al parecer se cortó las muñecas.