Al menos tres personas murieron cuando las grandes olas y fuertes vientos del tifón Kalmaegi hundieron un ferry que se había quedado varado en el mar durante el fin de semana.

La Agencia Meteorológica de Filipinas informó que Kalmaegi golpeó a 22 localidades de Luzón con ráfagas de viento sostenido que oscilaron en 120 y 150 kilómetros por hora.

Informaciones proporcionadas por los guardacostas detallan que unas 540 personas fueron atrapadas en varios puertos.

La temporada de tifones en Filipinas, que empieza en junio y finaliza en noviembre, genera todos los años entre 15 y 20 tifones.