Conoces a su familia, paras en su casa, sabes que le gusta y que cosas les molestan, si te pidieran escribir una biografía de esa persona tú podrías ganar un premio a la literatura por detallar toda su vida.

Si te gusta tanto, debes dar unos pasos para saber si esa atracción podría ser recíproca. Salgan juntos pero no como amigos, sino en una cita. No tengas toda tu agenda planeada entorno al "ser amado", planea tus propias actividades, has que te extrañe.

Por último si las cosas no funcionan, aun pueden ser amigos y recordar esa situación de "coqueteo" como un momento divertido en su vida como amigos.