La cifra de víctimas mortales a causa del huracán "Sandy" en Estados Unidos aumentó a al menos 76, según informaron hoy medios locales, mientras continúan las reparaciones de tendidos eléctricos y los aeropuertos comienzan a retomar la normalidad.

Al menos 37 personas han muerto en la ciudad de Nueva York a causa del devastador paso del huracán "Sandy" por la costa este de Estados Unidos, según anunció hoy el alcalde, Michael Bloomberg, quien advirtió de que el número puede seguir aumentando.

A falta de un recuento oficial federal, el balance de la cadena CNN elevó a 76 la cifra de víctimas que incluye al menos 12 en Nueva Jersey y 10 en Maryland, entre los que hay varios niños.

Las autoridades han recuperado 15 cuerpos en Staten Island, entre ellos, los de dos niños de 4 y 2 años que la tormenta se llevó de brazos de su madre y permanecían desaparecidos, según el New York Post.

También en Nueva York murió un oficial de policía, Artur Kasprzak, que fue arrastrado por el agua el lunes por la noche después de salvar a siete miembros de su familia, incluido su hijo de 1 año, según el canal local Pix11.

Al menos ocho personas murieron en la zona residencial de Queens, siete en Brooklyn y tres en Manhattan.

La Guardia costera continúa buscando al capitán del velero de época HMS Bounty, que se hundió en alta mar frente al cabo Hatteras (Carolina del Norte) y murió uno de sus tripulantes.

Las autoridades han precisado además que el número de víctimas es provisional debido a la dificultad en algunos casos de determinar a "Sandy" como la causa principal, aunque en la mayoría de los casos tienen que ver con árboles caídos sobre viviendas y automóviles.

A su paso por el Caribe "Sandy" causó 67 muertes y en Canadá murieron otras dos personas.

En Estados Unidos, todavía 4,7 millones de usuarios permanecen sin energía eléctrica en 15 estados y el Distrito de Columbia, según el Departamento de Energía, que señala un descenso de 1,4 millones desde ayer a medio día.

EFE