Captura de Sky News

Efectivos de la policía del Northern Territory de Australia han recuperado los restos de Sean Cole, un joven de 26 años de edad que fue engullido por un cocodrilo mientras nadaba en un río.

El guardabosques de Northern Territory, Tom Nichols, informó que el cuerpo de Cole y el del cocodrilo muerto salieron a flote la madrugada del lunes.

"Este río tiene la mayor densidad de cocodrilos de agua salada en el mundo", dijo un portavoz de la Policía, que expresó su extrañeza ya que el lugar está repleto de señales advirtiendo de la presencia de cocodrilos y la prohibición del baño.

Se sabe que el fin de semana, la víctima y un amigo ingresaron a nadar una zona del Mary River. Cuando nadaban de regreso a la orilla, un cocodrilo atrapó a  Sean Cole, mientras un grupo de amigos observaba con horror la escena desde tierra.