La balacera se produjo a espaldas de la tienda Hiraoka ubicada en la avenida La Marina, en San Miguel.

Los delincuentes planificaban asaltar una agencia bancaria y los policías frustraron el hecho, por lo que se generó una feroz balacera. Un asaltante falleció mientras que un agente policial resultó herido.

Uno de los delincuentes fue capturado y llevado a la comisaría de Maranga.