EFE

América Latina se hizo acreedor a tres Osos de Plata y un premio especial de 50,000 euros en la “Berlinale”, el Festival Internacional del cine que se realiza cada año en la capital alemana, y que en esta ocasión otorgó el máximo reconocimiento, el Oso de Oro al filme “Taxi”, del iraní Jafar Panahi.

El Oso de Plata del Gran Premio del Jurado fue otorgado al director chileno de 38 años Pablo Larraín, por su filme “El Club”, que arremete contra la Iglesia católica y pone al desnudo sus culpables silencios sobre los curas pedófilos.

El Oso de Plata al Mejor Guión fue otorgado al realizador chileno Patricio Guzmán, de 73 años, por su documental “El botón de nácar”, incluye espectaculares paisajes de la Patagonia y denuncia el genocidio de los indígenas y los crímenes de la dictadura de Augusto Pinochet.

El Oso de Plata especial “Alfred Bauer” se entregó, por primera vez en 65 años de Berlinale, a un filme de Guatemala, con "Ixcanul", primer largometraje de Jayro Bustamante, que explora la vida en una etnia maya y la dificultad de ser mujer.

El cuarto galardón latinoamericano fue para la película "600 millas", del director mexicano Gabriel Ripstein, sobre el tráfico de armas entre Estados Unidos y México, que se llevó el Premio especial al primer largometraje, y que está acompañado de 50,000 euros. ANDINA