Tres meses antes de la Copa del Mundo de la FIFA, la Policía Militar de Brasilia, prepara a los perros que trabajarán en la seguridad del evento.

Unos 23 animales están siendo entrenados para detectar explosivos, drogas y armas. Los perros realizarán entrenamiento en buses similares a los utilizados por las delegaciones de los países participantes en Brasil 2014. 

"El Mundial en Brasil será el más seguro del mundo. Estadísticamente la incidencia de ese tipo de eventos como atentados en Brasil, es de cero. No somos una sociedad marcada por disputas fratricidas, odios religiosos, étnicos o nacionales", sostuvo el ministro de Deporte, Aldo Rebelo.

El Mundial reunirá en Brasil a 32 selecciones de todo el mundo y las autoridades del país esperan unos 600.000 visitantes extranjeros durante el torneo, que se extenderá del 12 de junio al 13 de julio en 12 ciudades.