Brasil: Gobierno lanzó plan para abaratar la energía

Se recortarán impuestos al sector energético que reducirá el precio de las tarifas entre un 16,2% y un 28 por ciento. El objetivo es reimpulsar la economía. dilma rousseff

La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, indicó que "a partir del inicio de 2013, la factura de luz de los consumidores residenciales se reducirá el 16,2% y la de los industriales entre el 19% y el 28 por ciento. Esas reducciones podrán ser mayores". "Es una etapa importante de nuestro desarrollo", agregó.

Rousseff espera garantizar la rebaja principalmente adelantando la renovación de concesiones por 30 años a los grandes productores, a los que exigirá a cambio esas reducciones. También habrá un aporte anual del Ejecutivo de 3.300 millones de reales (unos 1.650 millones de dólares).

El Gobierno decidió, además, eliminar dos tributos que inciden sobre la factura -que en total supusieron una recaudación de unos 7.571 millones de reales (unos 3.750 millones de dólares) en 2011- y una reducción de un 25% en otro impuesto, que generó 3.313 millones de reales (unos 1.640 millones de dólares) para el Tesoro federal en 2011.

Para el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao, la tarifa de luz más barata reducirá costos y generará empleos. La industria brasileña, que atraviesa un difícil momento, reclamaba esa reducción de tarifas desde hacía años, por considerar que la energía eléctrica es la tercera más cara del mundo.

La industria de Brasil, que creció apenas 0,3% el año pasado, contra 10,5% en 2010, acumula hasta julio una caída de 3,7 por ciento. El Gobierno se ha empeñado en sucesivas medidas para reimpulsar el crecimiento.