Breivik dice que esta cuerdo y que un mínimo de expertos lo dudan

Breivik calificó los atentados de "barbarie", pero los justificó como una respuesta a la política del Partido Laborista.

El ultraderechista Anders Behring Breivik, autor confeso de los atentados del 22 de julio de 2011 en Noruega, defendió hoy en su declaración final en el juicio en Oslo su cordura y responsabilidad penal y resaltó que sólo dos expertos han encontrado síntomas de que pueda tener un transtorno psicótico.

"De los que me han examinado, en total 37 personas altamente cualificadas, de esas 37 personas, 35 no han encontrado ningún síntoma. Y de esas 37 dos han encontrado una gran cantidad (de síntomas). Es evidente a qué se le debe dar más peso", afirmó Breivik, según medios digitales.

Breivik calificó los atentados de "barbarie", pero los justificó como una respuesta a la política del Partido Laborista, al que acusa de intentar "destruir" al pueblo noruego, a la raza nórdica y su cultura con su modelo de sociedad multicultural.

Que se apoye en el exterior la lucha de otros pueblos por su identidad pero se "reprima" a quienes hacen lo mismo en Noruega es una "injusticia insoportable", afirmó.

El extremista de 33 años acusó a la élite política noruega de marginar a los movimientos nacionalistas y conservadores y calificó el sistema de antidemocrático.

También denunció lo que llama la "grave psicosis cultural" que padece Noruega, y como ejemplo citó que este país fuera representado en Eurovision en dos ocasiones por dos jóvenes que llegaron como refugiados políticos.

Varios familiares de las víctimas de los atentados del pasado 22 de julio en Noruega habían abandonado en silencio la sala antes de que Breivik comenzara a hablar, en señal de protesta.

EFE