Familias continúan acampando
Familias denuncian malos tratos en albergue. | Fuente: RPP

Padres de familia continúan acampando frente a los exteriores del Hospital de Salud del Niño en el distrito de Breña. Ellos piden apoyo a las autoridades puesto que hasta este último jueves iban a ser desalojados por indicaciones de la Municipalidad. Sin embargo, ellos denuncian que ni este ni el nosocomio les brindan facilidades para ser ubicados en el albergue instalado para ellos. 

RPP Noticias llegó hasta el jirón Restauración y logró conversar con Miriam López. Ella es una madre de familia que viajó junto con su hija desde Tumbes y desde el mes de noviembre viene acampando en los exteriores esperando por una cita médica.

Ella cuenta que fue llevada hasta el albergue, pero todos los anuncios como pernoctar de forma gratuita es mentira. “Es mentira todo lo que dicen. Como sea nos quieren llevar con engaños. Es un albergue donde nos están cobrando de 10 a 15 soles diarios solo por dormir”, contó.

“El horario dicen que es de 6 de la mañana a 7 de la noche y tenemos que estar todo el día en la calle sin comer y aguantar el frío”, agregó. Así, frente a la larga fila de carpas instaladas en esta calle, hay un cartel en donde se promociona este albergue indicando que tienen cocina, baño y camas gratis el tiempo que tengan que aguardar por una cita para sus pequeños.

Sin embargo, los padres indican que eso “no existe”. “Estuve en ese albergue y me retiré por los malos tratos, es pésimo. Nos levantaban de muy mala forma y nos avisaban que si no nos bañábamos temprano no nos demoremos para no gastar. Teníamos que pagar nuestro consumo de luz que es de 10 a 15 soles. Nosotros no queremos ser desalojados, pero no tenemos a donde ir”, expresó López.

Aguardando

López viene acampando junto con otros padres de familia desde el pasado mes de noviembre. Ella señala que su menor hija no puede ser hospitalizada puesto que no hay cupos para camas. “Estamos esperando la cita para pasar con el neurocirujano. Mientras, tengo que esperar para que reciba hidroterapia y la cita ocupacional me la han negado”, comenta.

Su hija padece de parálisis arterial, displasia de cadera y se le ha detectado un síndrome el cual espera aún por un informe detallado.

“Nos dicen que no nos vamos porque no se nos da la gana, pero no es así. Estoy aquí esperando ser atendida. He dejado a mi familia en Tumbes para venir a dormir a una carpa y solo nos dicen que tengamos paciencia. No es justo”, reclama con voz entrecortada.

Para brindar apoyo a esta y otras familias puede comunicarse al 961 291 150.