La caída intempestiva de un poste de luz alarmó a los vecinos de la cuadra siete de la avenida General Garzón en Jesús María. Al parecer, cayó por su propio peso y estaba oxidado.

El poste afectó la camioneta de placa A7G 941 de Juan Antonio Franco. Cabe indicar que al interior del vehículo se ubicaba un grupo de niños, quienes no resultaron heridos.

Por su parte, los vecinos temen que este incidente suceda nuevamente porque existen otros postes oxidados dispuestos a lo largo de la avenida Garzón. Ellos esperan que la municipalidad realice las renovaciones respectivas.