Un bus con escolares de entre 4 a 6 años se despistó en la zona de la agrupación poblacional Techo Propio en Pachacútec, en Ventanilla, Callao, resultando 33 personas heridas, 18 de ellas alumnos de educación inicial.

En la siniestrada unidad viajaban menores del colegio parroquial San Francisco Solano de Pachacútec de Ventanilla, quienes iban de paseo, por lo que estaban acompañados de sus padres y tres profesores.

Según informó RPP Noticias, todos los afectados están estables y pocos de ellos presentan lesiones de consideración, como la docente Mónica Mosonbique Salas, de 39 años, quien presenta un trauma medular. Ella fue trasladada al hospital San José.

Sonia de la Cruz, una madre de familia, indicó que al parecer al bus se le vaciaron los frenos y desde que arrancó se percibían aparentes fallas mecánicas. Dijo que el vehículo avanzó unas dos manzanas y luego se despistó.

A través de una nota de prensa, la Municipalidad de Ventanilla informó que las unidades de rescate y el servicio de ambulancias del serenazgo de dicha jurisdicción actuaron rápidamente en el rescate y traslado de los heridos que se accidentaron al promediar las 9.00 de la mañana.

Refiere que de acuerdo a los testigos, el carro se salió de la pista cuesta abajo, el chofer perdió el control del bus de placa AOH-736 y se empotró en un desnivel.

Agrega que todos los ocupantes resultaron con múltiples contusiones, quienes gracias a la rápida intervención del equipo de rescate del serenazgo fueron conducidos al Hospital de Ventanilla y al hospital Perú-Corea.

Según vecinos, el chofer al ver que era inminente el accidente saltó del bus sin importarle la vida de sus ocupantes. En la unidad iban un promedio de 30 niños, maestros y algunos padres de familia que acompañan al grupo de menores.