Foto: EFE

La Cámara de los Diputados italiana rechazó las mociones de censura contra el Gobierno conservador del primer ministro Silvio Berlusconi planteadas por la izquierda y por el grupo de su ex socio Gianfranco Fini, junto a la oposición de centro-derecha.

Las mociones, que se votaron de forma conjunta en la Cámara Baja, fracasaron al obtener 314 en contra, 311 votos a favor y 2 abstenciones.

En la votación han participado 627 diputados de los 630 que tiene la Cámara, entre ellos, las tres diputadas en avanzado estado de gestación, dos de Futuro y Libertad de Fini (FLI) y una del Partido Demócrata (PD) cuya presencia se puso en duda.

Con la votación en la Cámara Baja se pone fin a la incertidumbre política que ha rodeado el posible resultado de la moción y para la que se apuntaba una solución de márgenes ajustados, como se ha producido, puesto que Berlusconi, pese a haber salido airoso del trámite, no ha obtenido la mayoría absoluta.

El "no" de la Cámara Baja a la censura al Gobierno llegó tan solo dos horas después de que el Senado reiterara su confianza al Ejecutivo, con lo que el Parlamento italiano revalidó su apoyo a Berlusconi.

En el desenlace a favor del Gobierno de la votación tuvieron especial peso los votos contrarios a la censura de los tres diputados "finianos" que decidieron desmarcarse de la disciplina del partido, que había anunciado su retirada de confianza al Ejecutivo.

EFE