Foto: Difusi
La cantante mexicana Jimena y su esposo, el fabricante de muebles Christian Carlsen, organizaron un desfile de modas benéfico en Nueva York con niñas con el Síndrome de Down como modelos y sueñan con que se convierta en un evento anual.

El desfile, al que se ha denominado "Downewithfashion", tuvo como objetivo recaudar fondos para la Asociación Síndrome de Down de Nueva York, que acogió con entusiasmo la idea planteada por el matrimonio Carlsen.

Acompañadas por dos maniquíes profesionales, las jóvenes demostraron este martes sus habilidades en la pasarela instalada en un establecimiento de Carlsen en Manhattan.

Fue "un sueño" para muchas de estas jóvenes, que habían manifestado su deseo de ser modelos, diseñadoras de moda o artistas, dijo a Efe la anfitriona del evento, quien se casó en 2008 con el empresario británico-danés.

Jimena, radicada en la Gran Manzana tras su matrimonio y que espera su primer hijo, explicó que la idea surgió hace cuatro meses, cuando ella y su esposo conversaban sobre qué hacer para ayudar a la Asociación Síndrome de Down.

Una de las modelos profesionales que participó en el desfile fue la dominicana Topacio Peña, quien al desfilar se sintió "muy cerca" de su hermano, que tenía Síndrome de Down y murió hace dos años. "Para mí este evento fue muy especial, estoy muy identificada con la causa. Soy parte de la Asociación de Síndrome de Down y siempre que me necesitan, coopero con ellos", indicó.

Topacio, natural de la provincia de Higuey y que reside en Nueva York desde hace cuatro años, aseguró que las niñas "estaban muy nerviosas" antes del evento, "pero al final todas lo hicieron bien y disfrutaron mucho".

"Lo más que me ha gustado, además de la felicidad de las niñas, es cómo la gente ha volcado el corazón para ayudarnos", comentó Jimena, intérprete de "Volar sin alas", entre otras canciones.

EFE