Foto: Captura YouTube

En Oklahoma, Estados Unidos, después de que los tornados causaron la muerte de más de 10 personas, se descubrió que entre ellas se encontraba Tim Samaras, uno de los cazadores de tormentas más reconocidos.

Samaras; su hijo, Paul Samaras de 24 años; y Carl Young de 45 años murieron el pasado viernes. El Centro de Predicciones de Tormenta en Norman, Oklahoma, dijo que los hombres participaban en una investigación de tornados.

“Ésta es una pérdida devastadora para la meteorología, la investigación y la comunidad de los cazadores de tormentas”, dijo la organización proyecto Tactical Weather Instrumented Sampling in Tornadoes Experiment (Twistex) en un mensaje difundido en Twitter y Facebook.

El coche en el que viajaban, una camioneta blanca con su equipo incorporado, quedó absolutamente destrozado.

La organización National Geographic, de la que Samaras era miembro, calificó a Samaras como uno de los cazadores de tormentas más reconocidos del mundo, diciendo que pasó las últimas décadas de sus 55 años “persiguiendo a su pasión”.

Sepa más: