China condena ciberataque a Sony pero no menciona a Corea del Norte

"Estamos en contra de cualquier ataque o terrorismo cibernético", manifestó el jefe de la diplomacia china, Wang Yi, quien evitó mencionar a Corea del Norte.
EFE

El Gobierno de China condenó el ataque contra la compañía estadounidense Sony Pictures Entertainment y manifestó su oposición a cualquier forma de "terrorismo cibernético", aunque eludió responsabilizar directamente a Corea del Norte, indicó hoy el Ministerio de Exteriores.

El jefe de la diplomacia china, Wang Yi, se expresó en esos términos en la conversación mantenida anoche con su homólogo estadounidense, el secretario de Estado John Kerry, en la que el ciberataque fue uno de los principales temas tratados, según un comunicado de Exteriores publicado hoy.

"China está en contra de cualquier ataque o terrorismo cibernético y también se opone a que cualquier país o individuo utilice instalaciones de otro país para atacar a un tercero", destacó Wang en la conversación.

Las declaraciones son las primeras del régimen chino en relación con el ataque contra Sony, que ha impedido el estreno en las carteleras de EEUU de la película "La entrevista", una sátira del líder norcoreano Kim Jong-un.

El Gobierno de EEUU anunció el pasado fin de semana que pediría ayuda a China, tradicional aliado ideológico y económico de Corea del Norte, para contener los ciberataques que según Washington proceden del régimen de Kim.

China, país que también ha sido en el pasado acusado por EEUU de numerosos ciberataques, siempre defiende que su red de internet también es frecuente víctima de los piratas informáticos, y que es necesario aumentar la cooperación internacional para luchar contra este tipo de acciones.

Fuentes próximas a la Casa Blanca han llegado a apuntar que los ataques presuntamente norcoreanos han podido partir de servidores chinos utilizados como puente.

Frente a la discreción del régimen chino respecto al incidente, la prensa afín al Partido Comunista del gigante asiático subrayó el fin de semana que la película víctima del ciberataque, protagonizada por James Franco, "es una muestra de mal gusto".

"Una película que se mofa del líder de un país enemigo de EEUU no es algo de lo que se tenga que enorgullecer Hollywood o la sociedad estadounidense", subrayaba a este respecto el diario Global Times, del grupo mediático Diario del Pueblo.

"China también solía ser mostrada de forma negativa (por Hollywood), pero ahora que el mercado chino es una mina de oro para las películas estadounidenses, ha mostrado una cara cada vez más amigable", se ironizaba en el artículo de opinión.

El ciberataque contra Sony reveló información sobre muchos proyectos futuros de esa empresa en el sector cinematográfico, y entre otras cosas mostró el interés de uno de los hombres más ricos de China, Jack Ma (propietario del gigante del comercio electrónico Alibaba) en financiar varios futuros filmes de Hollywood.

EFE