A tres días de que se cumpla un año del accidente ferroviario de Wenzhou (este), el primero sufrido por la red de alta velocidad china y en el que fallecieron 40 personas, las autoridades han prohibido a los medios nacionales que recuerden el aniversario.

Según denuncia hoy el diario South China Morning Post, varios periodistas del país asiático han recibido estos días una circular en la que se prohíbe cualquier información independiente sobre el aniversario de la tragedia en los medios, tanto escritos como audiovisuales o de internet.

El accidente, ocurrido el pasado 23 de julio debido a un fallo humano, dejó 40 muertos y 200 heridos y generó una fuerte oleada de críticas al Gobierno chino, acusado de haber renunciado a la seguridad de su red de alta velocidad en beneficio de una rápida construcción de estos ferrocarriles.

También se acusó al Gobierno, sobre todo desde las redes sociales, de intentar ocultar la verdadera cifra de víctimas del accidente, o de eliminar evidencias sobre éste (una de las locomotoras fue enterrada poco después del siniestro).

La Federación Internacional de Periodistas (IFJ) también ha denunciado las presiones a los medios, señaló el diario hongkonés.

EFE