efe

Brasileños y venezolanos encabezan las cifras de rechazo de las personas que fueron impedidas de ingresar a España, apenas a su llegada al aeropuerto de Madrid; informe señala que  el número de inadmisión a tierras españolas se incrementó en un 4% respecto al 2010.

Según el responsable del Aula de Migraciones del Colegio de Abogados de Madrid, Manuel Belgrano, la policía española, tramitó unos 7.800 expedientes de rechazo en el control fronterizo del aeropuerto de Madrid-Barajas durante el  2011, debido a la sospecha de  reagrupaciones fraudulentas, porque a diferencia de antes "ya no se viene a trabajar a España".

Belgrano señaló que el año pasado aumentó el "número de litigios" para solicitar que se revise la denegación de acceso, por falta de claridad en las motivaciones. Respecto a ello, la agencia Efe accedió a fuentes aeroportuarias donde se reportan que el año pasado,  unos 7.100 viajeros, de los 7.800 a los que se abrió expediente de inadmisión, tuvieron que retornar a sus países;  el resto consiguió entrar en España.

Respecto a las nacionalidades de lo rechazados, los brasileños volvieron ocupar el primer lugar, seguido de los venezolanos, paraguayos,  hondureños, argentinos y mexicanos

El rechazo en la frontera de Barajas, según fuentes aeroportuarias se produce ante el incumplimiento del visitante de alguno de los requisitos establecidos por la legislación española para el ingreso a ese país: carta de invitación (que se tramita en las comisarías desde el 2007) o dinero suficiente (62,40 euros por día) para mantenerse durante su estancia.

Los viajeros impedidos de acceder al territorio español en el aeropuerto de Barajas, son asistidos gratuitamente por abogados del turno de oficio, aunque también pueden contratar letrados particulares.

Según los datos del Aula de Migraciones, durante 2011 los abogados del turno de oficio realizaron 7.300 asistencias, frente a las 6.840 de 2010.

* Nota basada en Efe