Referencial / EFE

Dos lanchas rápidas que transportaban cerca de una tonelada de cocaína, al parecer con destino a Centroamérica, fueron interceptadas por la Armada colombiana en la costa del Pacífico en una operación que además dejó dos capturados, informaron fuentes oficiales.

La droga estaba en las embarcaciones que fueron abandonadas en cercanías del Parque Nacional Natural Sanquianga, en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, luego de una persecución por parte de Armada, informó la institución en un comunicado.

Las lanchas pretendían salir a mar abierto por las bocas del río Guascama, en zona rural del municipio de Mosquera, cuando fueron sorprendidas por dos Unidades de Reacción Rápida Guardacostas del Pacífico, que de inmediato iniciaron la persecución, obligando a las motonaves a volver hacia la costa.

"Ambas embarcaciones intentaron huir con el cargamento ingresando en la zona de esteros en donde finalmente terminaron emplayadas", agrega el informe de la Armada.

El comandante de la Fuerza Naval del Pacífico, contralmirante Ernesto Durán, dijo que "la inteligencia naval del Pacífico, el trabajo conjunto y coordinado e interagencial, sumado al entrenamiento de los marinos y pilotos navales, nos ha permitido acertar los golpes contra este flagelo desde su cultivo hasta su distribución".

Las autoridades investigan a que grupo pertenece este cargamento que al igual que los detenidos pasó a órdenes de la justicia.

La Fuerza Naval del Pacífico ha logrado incautar en lo que va de este año 18,5 toneladas de cocaína, según datos de la Armada.

EFE