Comer grasas en la gestación mayores riesgos en el parto

Un nuevo estudio ha revelado que consumir grasas trans en el embarazo podría estar relacionado con bebés más grandes al nacer.

Científicos de la Harvard School of Public Health, en Boston (Estados Unidos) estudiaron los hábitos alimenticios de 1.400 embarazadas durante el primer y segundo trimestre de embarazo.

Resultados del el estudio: A mayor ingesta durante el segundo trimestre de embarazo de grasas trans, comida rápida y otros platos poco saludables, que reducen los niveles del denominado colesterol ‘bueno’ y elevan los del colesterol ‘malo’, mayor era el tamaño del recién nacido.

Aclaran los autores del estudio publicado en Europapress, que por sí solas las grasas trans no provocan crecimiento fetal, pero sí advierten sobre un mayor riesgo de las embarazadas que consumen grasas trans a tener bebés más grandes al nacer.

¿Qué son las grasas trans?
•    Son aceites parcialmente hidrogenados que se emplean en la industria alimentaria con el objetivo de conferir mayor estabilidad y durabilidad a alimentos de gran consumo.
•    Se encuentran en algunas margarinas, galletas y productos de bollería, palomitas de microondas, pastelería industrial, caramelos, snacks salados y dulces, helados, precocinados, salsas y buena parte de productos englobados en la familia del fast-food.

El riesgo de los bebés que nacen demasiado grandes, es que pueden necesitar una cesárea para nacer, una intervención no exenta de riesgos, y que son más propensos a la obesidad y a desarrollar diabetes y enfermedades cardíacas a lo largo de su vida.