Comerciantes de Av. 28 de Julio permanecerán a pedido de Susana Villarán

El ministro del Interior, Daniel Urresti, señaló que la alcaldesa de Lima le solicitó que no desaloje a los vendedores ambulantes porque la Municipalidad de Lima tiene un compromiso con ellos.
ANDINA

Los comerciantes de las avenidas 28 de Julio y San Pablo, en La Victoria, permanecerán trabajando en la vía a solicitud de la propia alcaldesa de Lima, Susana Villarán, quien pidió que se queden allí hasta que se trasladen al mercado para minoristas denominado "Tierra Prometida".

Así lo indicó el ministro del Interior, Daniel Urresti, quien señaló que la autoridad capitalina le solicitó que no desaloje a los vendedores ambulantes porque la Municipalidad de Lima tiene el compromiso de trasladarlos a “Tierra Prometida”, ubicado cerca del Gran Mercado Mayorista de Lima.
 
Urresti, quien inspeccionó la zona comprendida entre las avenidas Grau, Aviación y 28 de Julio, manifestó que de todas maneras los denominados “cachineros” tendrán que salir y por el momento tendrán horarios que cumplir bajo algunos acuerdos, como el instalarse detrás de una línea amarilla y lotizar sus espacios para que trabajen en forma ordenada y así permitir que los vehículos puedan circular sin dificultades.
 
Asimismo, manifestó que se ha iniciado una campaña para erradicar a los triciclos adaptados a una motocicleta y que pululan por la zona. Sobre el particular, dijo que alrededor de 300 de estos vehículos ya se les ha enviado al depósito y se seguirá con esta medida para evitar que se puedan perennizar por las calles aledañas a la zona conocida como Tacora.

GAMARRA
 
En relación al emporio comercial de Gamarra, el titular del Interior refirió que luego de haber conversado con los principales dirigentes del lugar así como con el alcalde de La Victoria, Alberto Sánchez Aizcorbe, cada uno de ellos se ha comprometido a que la basura y residuos que se generen al culminar el día sean puestas en bolsas plásticas.
 
Consideró  que ante las cercanías de las fiestas navideñas, Gamarra debe quedar libre de ambulantes y para ello se ha dispuesto la presencia de 1,500 efectivos policiales que ayudarán a que 50 municipales puestos a disposición por el municipio victoriano cumplan efectivamente su labor.
 
“Acá no se trata de entrar a la fuerza, sino de ir convenciendo a los ambulantes de que deben salir de la zona”, indicó Urresti, al tiempo de señalar que el Ministerio del Interior tiene la responsabilidad de garantizar el libre tránsito y sobre todo la vida de las personas por los alrededores del citado centro comercial.
 
Urresti manifestó que se quiere evitar una tragedia de magnitud como la sucedida años atrás en la zona conocida como Mesa Redonda, en el Cercado de Lima, donde perdieron la vida alrededor de 400 personas cuando un artefacto pirotécnico desencadenó otras explosiones faltando pocos días para que culmine el año.
 
“Esta zona debe estar libre de obstáculos y la gente que venga a hacer sus compras no tenga dificultad para que en casos de emergencia abandone el lugar sin problemas”, indicó al visitar el lugar junto al Director General de la PNP, General Jorge Flores Goicochea y el Coronel PNP José Montesinos.

ANDINA