Tras las críticas de la Federación Nacional de Taxistas en torno a los requisitos para la formalización, la Municipalidad Metropolitana de Lima sostuvo que desde el año 2009, de acuerdo a la Ordenanza 1244, todo taxista que desee estar habilitado para brindar el servicio, debe presentar su certificado psicosomático y examen de seguridad vial vigente.

“No es un requisito nuevo y su cumplimiento busca garantizar que los conductores se encuentren en buen estado físico, psicológico y conozcan las reglas mínimas para la prestación del servicio de taxi”, señaló a través de un comunicado de prensa.

Asimismo, refirió que los municipios provinciales son competentes para regular el servicio de taxi en su jurisdicción, por lo que cada comuna brinda un curso de seguridad vial con una currícula especial aprobada por éstas.

En ese sentido, indica la comuna limeña, el taxista que desee registrarse en Lima, debe aprobar el curso autorizado por Lima, mientras que si desea inscribirse en la provincia del Callao, debe aprobar el curso otorgado por el Callao (SETACA).