privada

El baño es el lugar de la casa que más agua consume. Cada vez que usamos el inodoro descargamos por lo menos 6 litros de agua, cuando con una técnica sencilla podemos ahorrar 1.5 litros. El método es simple: introducir una botella llena de agua dentro del tanque del inodoro.

¿Cómo hacerlo?

Primero cerrar la llave de paso de la cisterna y descargarla a fin que no rebose al introducir la botella.

Segundo, sacar el botón de descarga.

Tercero, levantar y quitar la tapa de la cisterna

Cuarto, llenar de agua una botella de 1.5 litros y cerrarla. El llenarla es para evitar que flote. Introducirla en la parte contraria a la boya y el resto del mecanismo.

Quinto, abrir la llave de paso y llenar con agua el tanque del inodoro.

¡Listo!  Cada vez que hagas una descarga total ahorrarás 1,5 litros de agua. Ya que el espacio que ocupa la botella, no se consume nunca.

Beneficios de esta simple acción:

Si se realiza una medida diaria de 3 descargas totales, significaría un ahorro de 4,5 litros diarios, lo que representa mensualmente 135 litros, y 49.275 litros anuales.