Hachiko era un perro de raza Akita que pertenecía a Hidesaburo Ueno, un profesor de ingeniería agrónoma de la Universidad de Tokio que murió en 1925 tras sufrir una hemorragia cerebral mientras impartía una de sus clases.

Sin embargo, el fiel can continuó acudiendo todos los días durante 9 años a la estación de Shibuya a la hora en la que llegaba el tren que siempre traía de vuelta a Ueno.

Cuando el diario Asahi recogió por primera vez su historia en 1932, "Hachiko" se convirtió en toda una celebridad, y así los usuarios de la estación de Shibuya comenzaron a dar de comer y a atender al can a diario.

Estos días en Japón se recuerda los noventa años del nacimiento de Hachiko, el perro más fiel jamás conocido. Es por esa razón que en esta galería te contamos en detalle su vida

¿Qué opinas?