Corredor Azul: Consorcios decidirán el 31 de marzo si van al arbitraje

El presidente de la Coordinadora de Consorcios sostuvo que hasta el momento no hay respuesta de la MML para dialogar sobre cómo hacer los ajustes necesarios al sistema.
ANDINA

Los consorcios de los cinco corredores viales de Lima denunciaron este miércoles indiferencia del Municipio de Lima para lograr la buena marcha del sistema y anunciaron que el 31 de marzo decidirán si acuden a un arbitraje con el objeto de hacer cumplir el contrato suscrito con la comuna metropolitana.

En conferencia de prensa, Manuel Astorga Zúñiga, presidente de la Coordinadora de Consorcios, sostuvo que pese a haber cursado desde inicios del año varias cartas dirigidas al alcalde de Lima, Luis Castañeda, para dialogar con él sobre cómo hacer los ajustes necesarios para que el sistema funcione adecuadamente, hasta el momento no hay respuesta.

Refirió que solo hubo una reunión con representantes de Protransporte y se quedó en fijar una nueva cita, pero esta no se produjo. Por el contrario, lamentó que sin haberles mencionado nada al respecto, la comuna capitalina aprobó la Ordenanza 1876 que "atenta contra la estabilidad jurídica al reducir de 10 a 3 años la autorización de rutas del servicio de transporte urbano".

Señaló que esta disminución en la vigencia del permiso de circulación ha provocado una pérdida de confianza en el sistema financiero para respaldar a los consorcios con la renovación de las cartas fianza y el otorgamiento de nuevos préstamos, dado que al tener menos tiempo de autorización municipal, existe el riesgo de no cumplir oportunamente con los bancos. 

Astorga Zúñiga refirió que los consorcios ganadores de las concesiones han invertido hasta ahora más de un millón de dólares, tanto en el proceso de licitación (gastos financieros, asesorías, entre otros) como en la adecuación al nuevo sistema de los corredores complementarios.

"Tanto los operadores de los corredores Tacna-Garcilaso-Arequipa (TGA) como Javier Prado-La Marina-Faucett registran pérdidas millonarias debido a un tema de demanda de pasajeros que no se atiende debidamente, así como por retrasos de hasta dos meses en el pago que debe efectuar el Municipio de Lima a los consorcios por kilómetro recorrido", manifestó.

Precisó que, según el contrato, el municipio a través de Protransporte, debe pagar alrededor de 2 a 3 millones de nuevos soles semanales a los consorcios operadores. "Ante esta demora en el pago, cualquier empresa de transporte no puede sostenerse si tiene que asumir costos altos como combustible, personal en planilla y otros gastos operativos", anotó.

PATIOS TALLER

Astorga Zúñiga rechazó las afirmaciones del alcalde de Lima y de funcionarios de la comuna metropolitana respecto a que ellos están incumpliendo el contrato, entre otros aspectos, al carecer de patios taller. Aseguraron que sí cuentan con esos espacios para el descanso y mantenimiento de los buses pero no se encuentran necesariamente al término de las rutas que componen los corredores.

"Esto se puede constatar con la realidad. Cada uno de los consorcios cuenta con un patio taller pero este se encuentra al final de la ruta alimentadora, dado que no puede estar en los extremos de la ruta troncal porque esta culmina en avenidas que muchas veces están dentro de zonas residenciales y no es fácil contar con espacios suficientemente grandes para albergar a los buses y darles mantenimiento", explicó.

Afirmó que debido a esta situación, los consorcios asumen el costo que genera el traslado de los buses desde los paraderos finales de las rutas troncales hasta los patios taller. "Son kilómetros muertos porque no se nos pagará por la distancia recorrida, dado que no se trasladan pasajeros", puntualizó.

"Tanto la Municipalidad de Lima como la población deben entender que este sistema no es igual al Metropolitano, porque no cuenta con un corredor exclusivo ni tiene estaciones de recojo y desembarque, así como los patios taller que el propio municipio habilitó y proporcionó a los operadores", manifestó.

INCUMPLIMIENTO MUNICIPAL

El dirigente señaló que las autoridades de la municipalidad de Lima reclama incumplimiento del contrato, pero ellas tampoco han cumplido con aspectos importantes como retirar a las rutas que se sobreponen a los corredores y contar con un sistema de recaudo electrónico.

Comentó que en el caso del corredor Tacna-Garcilaso-Arequipa se cumplió esta medida en la ruta troncal, pero en el corredor Javier Prado-La Marina-Faucett se hizo parcialmente, y pese a que se asumió el compromiso de hacerlo por etapas, este proceso se truncó con el cambio de autoridad edilicia.

En cuanto al sistema de recaudo electrónico, Astorga Zúñiga dijo que se acaba de cancelar la licitación realizada en la anterior gestión municipal, y no se sabe cuándo se volverá a licitar. "Mientras tanto, seguiremos con el sistema de recaudo manual que viene presentando problemas por deficiencias en el cobro, lo cual perjudica la obtención de ingresos", expresó.

Al respecto, recordó que según el contrato, la comuna capitalina recibe el 12% de lo recaudado por los corredores viales, lo que debe utilizar en la implementación técnica del sistema.

El presidente del Consorcio de Corredores aseguró que existe la mejor voluntad de reunirse con el burgomaestre y las autoridades de transporte de la comuna metropolitana para encontrar soluciones conjuntas a los problemas que afectan el buen funcionamiento del sistema, dado que ello beneficia a la población y permite la modernización del transporte en la capital.

"La indiferencia mostrada hasta ahora por las autoridades municipales de Lima motiva nuestra profunda preocupación por el futuro de los corredores complementarios. Lamentamos que este tema se haya politizado y, por las declaraciones del alcalde Castañeda, vemos que desconoce sus alcances o, en todo caso, está mal asesorado. Vamos a esperar hasta el 31 de marzo para tomar una decisión respecto al arbitraje y otras acciones que sean necesarias para hacer cumplir el contrato", advirtió.

ANDINA

TE PUEDE INTERESAR: