Susana Saldaña, coordinadora de empresarios textiles de Gamarra. | Fuente: RPP Noticias

La coordinadora de los empresarios textiles de Gamarra, Susana Saldaña, señaló que estos comerciantes se encuentran en la capacidad de confeccionar mascarillas y otros Equipos de Protección Personal, los cuales, actualmente, se han tenido que importar de otros países, como China, para ser utilizados durante la Emergencia Nacional.

"Por supuesto. Nosotros, como empresarios de Gamarra, creemos que tenemos la capacidad, la tecnología, la mano de obra calificada y estamos dispuestos a trabajar por esta necesidad tan grande que tiene nuestro país, y no solo en las mascarillas, sino en todo Equipo de Protección Personal con la calidad necesaria", señaló en RPP Noticias.

"No entendemos aún cómo es posible que nuestro país esté peleando, haciendo una fila en la China, por una mascarilla, cuando todo ello se puede producir en el Perú. Podríamos acabar con el desabastecimiento, con esa especulación de precios", agregó.

La empresaria recordó que Gamarra se encuentra cerrada durante el Estado de Emergencia, además de no haber recibido el llamado de las instituciones. A esto, agregó, que, en medio de esta crisis, muchos "supuestos empresarios" se han cambiado al rubro textil y de insumos médicos, ofreciendo incluso precios más altos que los que hay en el mercado.

"Vemos que se está vendiendo en el mercado unas mascarillas de Notex que son de plástico reciclado, derivado del petróleo, y que indiscriminadamente la gente está comprando, incluso en instituciones públicas, teniendo nosotros una potente industria textil que puede desarrollar la calidad de telas necesarias", increpó.

Saldaña reconoció que en el Perú no hay una industria tecnificada en el sector médico para producir mascarillas como las que realiza la empresa 3M; sin embargo, señaló que el país existe tela calificada, con protección antibacterial, antifluido, antialérgico, entre otros, que puede otorgar "una protección tan buena como la N95".

"Todo uniforme de protección personal siempre se ha confeccionado en Gamarra, no necesariamente (a través) de los empresarios de Gamarra, que son microempresas. Si queremos reactivar la economía, debe ser la microempresa la que provea directamente al Gobierno o a las instituciones grandes", apuntó.

"No es posible que gane una licitación grande una empresa que no tiene ninguna foja, pero sin embargo gana una licitación de millones de prendas y, sin embargo, terceriza a nuestra gente con precios abusivos. En estos momento hay muchos talleres que tienen las máquinas en sus casas, que no están violando la cuarentena, y están produciendo para empresarios que han ganado estas licitaciones y les están pagando a nuestra gente precios abusivos", cuestionó.