¿Cuáles son los principales problemas de Lima?

Mariana Alegre, coordinadora general de ´Lima cómo vamos´, dio cuenta de los problemas que aquejan a la capital, ahora que se inicia la campaña electoral para elegir a un nuevo alcalde para Lima.

A propósito de que ya se inicia la campaña electoral para elegir a un nuevo alcalde para Lima, el observatorio ciudadano "Lima cómo vamos" enumeró los principales problemas que aquejan a la ciudad y que deben ser asumidos por la próxima autoridad edil. 

Mariana Alegre, coordinadora general de "Lima cómo vamos", explicó que en los cuatro años que llevan realizando encuestas, conocen que para los limeños la inseguridad ciudadana, el caos del transporte público y la contaminación ambiental, son los temas que principalmente aquejan a la capital. 

Sin embargo, Alegre indicó que hay problemas menores o "primarios" que también son relevantes, como la limpieza de los parques, el mejoramiento de las veredas, la contaminación sonora o el polvo que se cuela en las viviendas de los barrios populares. 

De igual forma, dijo que el 24 a 25 por ciento de limeños cree que la contaminación visual es un problema. Anotó que es muy probable que ahora que inicia la campaña de cara a las elecciones municipales, esto se va a agudizar con la proliferación de pancartas y afiches alusivos a los candidatos.

Señaló que si bien a nivel metropolitano hay una normativa vigente para regular este tema, en los distritos también se debe administrar orden. 

Apuntó que la metrópoli no tiene competencias fuertes para controlar temas como el de reciclaje o zonificaciones, por lo que debiera existir "un poder más centralizado" y que los distritos tengan capacidad de ejecución de obras. 

PLAN DE METAS

En cuanto a los postulantes a las diversas alcaldías de Lima, indicó que debiera haber un instrumento que ayude a los vecinos a controlar que sus autoridades electas cumplan con sus promesas. Propuso, como ya se aplica en otras ciudades del mundo, un "plan de metas". 

Explicó que consiste en que luego de dos a tres meses de gestión, quien ganó rinda cuentas de su plan de gobierno y diga qué podrá o no podrá cumplir, para luego presentar a su concejo un "plan realista" con metas establecidas.