Decenas de muertos por ataques del régimen sirio, según opositores

Decenas de personas murieron por la represión de las fuerzas gubernamentales en distintos puntos de Siria, informaron los grupos de la oposición.

Decenas de personas murieron por la represión de las fuerzas gubernamentales en distintos puntos de Siria, informaron los grupos de la oposición.

La cifra total de víctimas varía según la organización: mientras que la Comisión General de la Revolución Siria señaló que 102 personas fallecieron, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos situó el número en 74 y los Comités de Coordinación Local, en 145.

La mayor parte de los fallecidos se registraron en Damasco y sus alrededores, y en las provincias de Deraa (sur), Alepo (norte) e Idleb (norte)

La Comisión y el Observatorio destacaron que el régimen bombardeó con helicópteros y artillería las localidades de Arbín, Kafarein, Yalda, Al Sabina, Daraya, Babila y Muadamiya al Sham, todas en la periferia de la capital.

Los Comités agregaron que otro municipio de las afueras de Damasco muy castigado por los proyectiles del régimen fue Zabadani, donde una mezquita y varias viviendas se derruyeron por los ataques. El suburbio de Sayida Zeinab fue también bombardeado y muchos de sus residentes han huido.

En la provincia de Alepo, los leales al presidente Bachar al Asad han disparado contra varias manifestaciones de la oposición y han bombardeado dos localidades de la capital homónima de la provincia, dijo el Observatorio.

La oposición señaló que varias ciudades de la provincia de Deraa como Ebda, Jarba Gazale y Tesil sufren los bombardeos del ejército.

La Comisión General de la Revolución Siria indicó que en el municipio de Salkín, en la provincia septentrional de Idleb, las autoridades entregaron a los vecinos los cadáveres de diez personas completamente desfigurados por supuestas torturas y quemados.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente por las restricciones impuestas por el régimen a los periodistas para trabajar.

Las autoridades anunciaron que habían recuperado el control del barrio de Al Midan, en el centro de Damasco, tras expulsar a "terroristas y mercenarios".

Los efectivos gubernamentales han intensificado sus operaciones en la capital desde el atentado del miércoles pasado contra la cúpula de Defensa del país.

Ese día fallecieron el ministro y viceministro de Defensa, Daud Rayiha y Asef Shaukat, y el asistente presidencial Hasan Turkmani, mientras que esta mañana murió por las heridas sufridas en el atentado el jefe de la Seguridad Nacional Hisham al Ijtiar.

Esta mañana se han celebrado los funerales por Rayiha, Shaukat y Turkmani.

EFE