Ante los rumores de que el actor estadounidense Denzel Washington encarnaría al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en la pantalla grande, el actor lo desmintió diciendo "Son solo rumores. No voy a interpretar a Obama. Todavía tiene que vivir, la película no está terminada".

Denzel Washington, presentó en Madrid "Safe house", una película de acción dirigida por el sueco de origen chileno Daniel Espinosa, interpretada por dos personajes: el suyo y el de Ryan Reynolds.

"Safe house" tiene como escenario principal la Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, y allí, a pesar de un reparto de secundarios con nombres de altura como Sam Shepard, Brendan Gleeson, Vera Farmiga o el músico Rubén Blades, se centra en las relaciones de dominación entre los dos protagonistas principales: él y su perseguidor.

"No creo que esta sea una película de acción. Es una cinta conducida por los personajes, ¡pero conducen muy rápido!", explicó Washington, en relación a la importancia que tienen las escenas automovilísticas durante el rodaje de la película.

EFE