Defensa Civil y las Gerencias de Medio Ambiente y Fiscalización de la Municipalidad de Ventanilla, vienen supervisando las labores de limpieza de residuos de petróleo en playa Cavero, llevadas a cabo por personal de la refinería La Pampilla, tras tomar conocimiento del derrame de hidrocarburos producido en el litoral de Ventanilla.

Gabriela Zuñiga Calderón, gerente de Fiscalización del municipio de Ventanilla, reveló que la empresa ya inició el plan de contingencia ante el derrame de petróleo, aunque aseguró que su despacho iniciará las investigaciones para determinar el daño causado al medio ambiente y hasta donde puede repercutir en las personas y en la diversidad marina que habita en el litoral.

“Hemos solicitado al Organismo de Evaluación y Fiscalización del Ambiente (OEFA) que depende del Ministerio del Ambiente, el informe sobre la calidad de agua de la playa Cavero que determinará si las aguas han sido contaminadas por el derrame de petróleo”, afirmó Zuñiga Calderón.

En ese sentido, la funcionaria del municipio de Ventanilla, reveló que la empresa podría recibir sanciones administrativas por crear una sensación de peligro inminente que pueda derivar en un desastre que afecte a la población  mediante la contaminación ambiental de aire, agua o suelo; así como exponer a la población en peligro originado por residuos, desperdicios, polvos, gases tóxicos, liquido o humo en la playa.

“Con estas sanciones, la municipalidad busca salvaguardar que este tipo de acontecimientos no vuelvan a ocurrir y que la empresa adopte sistemas de seguridad óptimos durante el abastecimiento de sus embarcaciones en el mar” agregó Calderón Zuñiga.

El lunes se produjo un derrame de petróleo en playa Cavero causado por la refinería La Pampilla, originado por una filtración de petróleo en uno de los tubos que abastecía una embarcación de la empresa. Hasta el momento no se han reportados especies marinas muertas en la zona.