¿Dificultades para la alimentación? Alternativas de papillas infantiles

Si su niño ya tiene seis meses ya está preparado para recibir alimentos diferentes a la leche materna, estos deben ser en pequeñas cantidades y de consistencia espesa. Es importante que los niños empiecen a consumir papillas, pues a esta edad están más propensos a sufrir de anemia.
OMS

“A partir de los 6 meses de edad los niños demandan más hierro y por ello deben consumir alimentos de origen animal como carnes, vísceras, sangrecita, para combatir la anemia que es tan común en nuestro país. Con las papillas se da inicio a la alimentación complementaria”, dijo la pediatra Cecilia Ayllón.

¿Por qué no empezar a alimentarlo antes?: Antes de los seis meses el niño aun no ha desarrollados sus capacidades motoras para deglutir los alimentos y su estomago aun no está preparado para digerir comidas más sólidas.

¿Cómo empezar a alimentar al bebé?: “Es importante empezar con un solo alimento a la vez, puede ser arroz y combinarlo con la leche de la mamá para que el niño no lo rechace, luego de dos o tres días, agregar una verdura sancochada y aplastada, como espinaca o acelga y luego carnes como hígado, pollo deshilachado o huevo”, recomendó la pediatra.

Ejemplos de papillas infantiles:
1.    Zapallo con papa blanca o amarilla y ¼ de hígado de pollo: Estos alimentos se deben sancochar y la mezcla que se realice debe ser súper fina
2.    Racacha (es el llamado pan de los incas que combate la anemia y debilidad), papa amarilla, pollo desmenuzado y procesado
3.    Camote con papa amarilla y pescado sancochado
4.    Yuca con papa amarilla y ¼ de un huevo mezclar la yema
5.    ¼ de yema de huevo (solo yema), sin sal, coserlo a vapor y procesarla más no licuarla
6.    Puré de zanahoria con papa, carne molida o sangrecita para el almuerzo
7.    Para la media mañana: una fruta como pera, papaya o plátano en trocitos pequeños o aplastado
8.    Zanahoria, papa y zapallo con media cucharada de aceite vegetal
9.    Acelga o espinaca (hervidas) y papa bien molida, agregarle un poco de aceite de oliva
10.  100 gr. de brócoli, media patata, aceite de oliva. Lava, pela y trocea el brócoli y la patata. Calienta el aceite y añade los trozos de brócoli y de patata y medio vaso de agua. Cocerlas hasta que estén tiernas, añade un poquito de leche y pasa todo por batidora.

Recomendaciones:
•    Los productos elegidos para la elaboración de las papillas deben ser frescos y de buena calidad.
•    Prescindir de la sal y los condimentos.
•    Al moler el puré, se debe añadir el agua necesaria para que tenga una consistencia suave.
•    No debe recalentar de una vez para otra. Es mejor cocinar lo necesario para cada día.
•    Hay que mantener un riguroso cuidado en la limpieza de todos los utensilios para hacer la comida del bebé.
•    El tomar mates luego de las comidas perjudica la absorción de hierro, no debemos darles ni mates ni gaseosas a los niños, es mejor darle un jugo de naranja, de frutas, agua o leche.