El Centro de Rehabilitación Social Bellavista realizó una sesión de terapia con perros para los presos de la cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas, con el objetivo de reducir sus niveles de estrés y agresividad.

La terapia con perros permite determinar el control de impulsos y conducta de las presos. Además mejora el acatamiento de órdenes y las relaciones familiares, e incluso el autoestima.

Los resultados obtenidos de la terapia se incluirán en una base de datos, que permitirán determinar si aumentan o disminuyen los niveles de ansiedad y estrés, para  ellos se realizará una valoración psicológica y social de la persona..

En la galería que acompaña la nota, mira las imágenes de la caniterapia en una cárcel de Ecuador.