EEUU bombardea un campo de entrenamiento del EI y ultima ofensiva en Siria

Con los últimos bombardeos, que ya se producen prácticamente a diario, Estados Unidos ha realizado desde comienzos de agosto 176 ataques aéreos.
EFE

Las Fuerzas Armadas estadounidenses bombardearon en los últimos dos días posiciones del Estado Islámico (EI) en Irak, entre ellas un campo de entrenamiento en Mosul, mientras la Casa Blanca examina los planes para atacar a los yihadistas desde el aire también en Siria.

El Mando Central de Estados Unidos, encargado de las operaciones militares en Oriente Medio y Asia Central, anunció hoy que el miércoles y el jueves bombarderos y cazas estadounidenses destruyeron varios edificios ocupados supuestamente por yihadistas.

Entre los objetivos se encontraba un campo de entrenamiento yihadista al sureste de Mosul, ciudad tomada por los extremistas suníes del EI a comienzos de junio.

En los ataques aéreos de Mosul, las fuerzas estadounidenses también destruyeron vehículos armados, dos edificios supuestamente ocupados por el grupo yihadista y una "gran unidad de tierra del EI", según especificó el Mando Central en un comunicado.

En el sureste de Bagdad los aviones estadounidenses destruyeron un almacén de munición.

-->(LEE: Yihadistas tienen estrategia 2.0 para reclutar militantes)

Con los últimos bombardeos, que ya se producen prácticamente a diario, Estados Unidos ha realizado desde comienzos de agosto 176 ataques aéreos, un número que podría ampliarse aún más con operaciones similares en Siria, donde el EI tiene sus bastiones más estables.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, dijo este jueves en una audiencia ante la Cámara de Representantes que la cúpula militar estadounidense ya ha cerrado un plan de bombardeos dentro de Siria, donde el conflicto civil y la oposición frontal de Estados Unidos con el régimen de Bachar al Asad podría complicar las operaciones.

Hagel reveló que el presidente estadounidense, Barack Obama, aún no aprobó ese plan de acción en Siria, ya que está reflexionando sobre las consecuencias.

-->(LEE: Obama: Lucha contra el EI no será ´otra guerra sobre el terreno en Irak´)

Asimismo, el Congreso podría aprobar este jueves una partida de 500 millones de dólares para entrenar y equipar con armamento ligero a 5.000 milicianos de la oposición moderada a Al Asad en Arabia Saudí por un año.

No obstante, muchos legisladores estadounidenses han mostrado su preocupación por el hecho de que, al igual que el EI, los combatientes moderados del Ejército Libre Sirio (ELS) son opositores del régimen de Bachar al Asad y no está claro si podrán ser dirigidos para acabar con los bastiones yihadistas en Siria.

-->(LEE: EE.UU.: Cámara de Representantes autoriza entrenamiento a rebeldes sirios)

En los futuros bombardeos contra los yihadistas del EI en Irak participará Francia, que hoy anunció que contribuirá de manera sustancial a la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Washington agradeció el anuncio del presidente francés, François Hollande, que al igual que Estados Unidos prometió que no enviará tropas de tierra y solamente se dedicará a despejar el camino de las fuerzas armadas iraquíes y los "peshmerga" kurdos.

-->(LEE: Advierten que el Estado Islámico podría atentar contra el papa Francisco)

EFE