EEUU: Juez ordena a Argentina no interferir contra bloqueo de pagos

La orden emitida por el juez Thomas Griesa, exime de toda responsabilidad legal al Bank of New York Mellon, después de las advertencias de bonistas europeos que no han podido cobrar el dinero que Argentina depositó en esa entidad.
EFE

El juez Thomas Griesa ordenó este miércoles a Argentina no interferir contra el bloqueo de 539 millones de dólares que ese país depositó en el Bank of New York Mellon (BoNY) para pagar a tenedores de bonos de deuda reestructurada y que fueron congelados en el marco de su litigio con fondos especulativos.

Esta orden fue emitida por el juez neoyorquino después de que el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, informara que "presentarán intimaciones" a las entidades bancarias "para garantizar que el depósito a los tenedores de bonos llegue efectivamente a ellos".

En la orden, el juez también exime de toda responsabilidad legal al BoNY, después de las advertencias de bonistas europeos que no han podido cobrar el dinero que Argentina depositó en esa entidad, y le señala al banco que "no debería permitir ninguna transferencia de pagos a no ser que sea ordenada por el tribunal".

El magistrado, además, repite su afirmación del 27 de junio, cuando dijo que ese depósito de Argentina era "ilegal" por violar la cláusula "pari passu", firmada por el propio Griesa y que establece que ningún bonista de deuda reestructurada puede tener prioridad respecto a los que no aceptaron los canjes de 2005 y 2010, en referencia a los fondos especulativos.

Por distintos motivos, el juez autorizó a algunas entidades bancarias -Citibank, Euroclear, JPMorgan y Clearstream- a hacer efectivos de una sola vez los pagos de bonos emitidos en dólares, con lo que quedaron exentos de la orden "pari passu" o de pago simultáneo.

Sin embargo, hasta el momento ha retenido los fondos depositados en el BoNY, que fue lo que hizo que la agencia de calificación Standard & Poor"s declarara la deuda del país el 30 de julio en cese de pagos selectivo.

EFE