EFE

El cuartel del Ejército de Liberación Popular (ELP) de la provincia china de Hebei (norte del país) ha añadido un nuevo control en su proceso de selección de nuevos reclutas con el objetivo de determinar si éstos son adictos a Internet o a los videojuegos.

Según informa hoy el rotativo South China Morning Post citando a un periódico local, esta inédita prueba se enmarca en la "valoración política" de los candidatos, que por regla general examina su afiliación política, su origen y el de sus familias o sus posibles antecedentes penales, entre otros.

"La adicción a Internet podría afectar gravemente al estudio y trabajo de un soldado. Las personas que tienen este problema no pueden ser nombradas para cargos políticamente importantes en el Ejército", aseguró un oficial encargado del proceso de selección.

El alto cargo, sin embargo, no especificó cómo será la prueba para determinar si el solicitante sufre este tipo de adicción.

De acuerdo con la Ley del Servicio Militar de China, todos aquellos varones residentes en el país de entre 18 y 22 años pueden alistarse en el Ejército, pero las autoridades acostumbran a llevar a cabo exámenes físicos y psicológicos -entre estos últimos la "valoración política"- antes de que los solicitantes queden inscritos formalmente en el ELP.

La adicción a internet se considera una enfermedad en el país asiático, donde existen centros de rehabilitación en este sentido (algunos de ellos suscitaron polémicas en el pasado por el uso de técnicas como el electroshock o la violencia física).

Algunos estudios en el país han concluido que el uso excesivo de internet puede causar graves daños cerebrales a un adolescente, comparables a los que producen el consumo de cocaína o de alcohol.

EFE