El 87 por ciento de los inmigrantes indocumentados latinos solicitaría la ciudadanía si se aprobara una reforma migratoria que lo permita, según una encuesta de Latino Decisions difundida hoy.

Los inmigrantes indocumentados "tienen profundas raíces en Estados Unidos, con fuertes lazos familiares y sociales con ciudadanos estadounidenses", aseguró la consultora, que señala que están "muy integrados" en el tejido social estadounidense.

Latino Decisions entrevistó a 400 inmigrantes latinos que reconocieron no ser ciudadanos estadounidenses, no tener la residencia legal permanente o no tener ningún tipo de visa o documento para vivir en el país.

El 85 por ciento de los indocumentados dijo tener un familiar ciudadano de EE.UU. "Los inmigrantes indocumentados viven principalmente en ambientes familiares, no aislados", destaca Latino Decisions.

En conjunto, el 95 por ciento de los consultados asegura tener un familiar en Estados Unidos, bien ciudadano, residente legal o en estatus sin especificar.

La mayoría de los inmigrantes sin documentos consultados, el 77 por ciento, indica que emigró en busca de "un trabajo mejor y una oportunidad económica" (39 por ciento) o para tener "una vida mejor para su familia e hijos" (38 por ciento).

El 12 por ciento señaló que se desplazó a Estados Unidos para reunirse con otros miembros de su familia, mientras que un 4 por ciento incida que escapó de la represión política de su país de origen y un 6 por ciento alega otros motivos.

La consultora publicó los datos de la encuesta en vísperas de que este martes se espera que un grupo bipartidista de ocho senadores presenten una propuesta para llevar a cabo una reforma migratoria para regularizar la situación de los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula hay en EE.UU.

EFE