El Monte Fuji, ícono japonés y patrimonio de la Humanidad por la Unesco

Con esta declaración ya son 18 los lugares Patrimonio de la Humanidad con los que cuenta Japón.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ha declarado el icónico monte Fuji de Japón como nuevo lugar de Patrimonio de la Humanidad por su significado cultural.

El monte es en realidad un volcán en actividad situado al oeste de Tokio y que alcanza los 3.776 metros de altura. Es la elevación más alta del archipiélago nipón.

En la zona ahora protegida por la Unesco se incluyen los cinco lagos que rodean el monte, los templos sintoístas de Sengen Jinja, dedicados al monte Fuji, y el pinar de Miho no Matsubara.

Con esta declaración, ya son 18 los lugares Patrimonio de la Humanidad con los que cuenta Japón y se suma a lugares como las aldeas históricas de Shirakawa-go y Gokayama, los monumentos budistas de la región de Horyu-ji, los edificios de la antigua Kioto o el monumento a las víctimas del bombardeo de Hiroshima.