Luis Muñoz Sánchez contó su testimonio. | Fuente: RPP Noticias

El encuestador Luis Muñoz Sánchez, que fue atacado por una turba en Huaycán, contó cómo fue confundido por un traficante de órganos. El trabajador pidió a las autoridades protección policial porque teme por su integridad.

Muñoz Sánchez contó a RPP Noticias que desde hace una semana trabajaba junto a su compañera Paola Cerrón Damián realizando encuesta sobre temas del hogar en Huaycán. Ellos preguntaron por los dueños de una vivienda en el sector K de Huaycán. Al no encontrarlos consultó a una vecina. Reiteró que ellos se identificaron en todo momento, pero señaló que fue la hija de la señora quién comenzó a acusarlos sin pruebas.  "La hija de esta señora, quien tenía ropa de color plomo, empezó a vociferar como loca por toda la cuadra. Luego escuchamos que perifoneaban a la población diciendo que tengan cuidado y la gente peor se puso", dijo. 

El origen. Ayer jueves, dos encuestadores, Luis Muñoz Sánchez y Paola Cerrón Damián, fueron confundidos con presuntos traficantes de órganos. La Policía los rescató y los llevaron a la comisaría porque estaban a punto de ser linchados. Los liberaron porque estaban acreditados y venían recogiendo datos desde hace 10 días. Por este motivo empezó el enfrentamiento y la confusión porque creían que habían sido protegidos por la PNP, avalados en un falso psicosocial.

Sin embargo nada detuvo a los manifestantes que causaron graves daños a la propiedad privada. Un grupo de diez personas volteó, solo con las fuerzas de sus brazos, dos autos que estaban estacionados en la dependencia policial de este distrito de la zona este de Lima. Minutos después empezó la trifulca. Las piedras y palos llovían y la autoridad tuvo que contener a la masa con disuasivos. Nada detuvo a los manifestantes: quemaron un vehículo y la tensión se hizo más grande. El saldo, 16 heridos entre los que había un bombero y 31 detenidos.

El testimonio. Luis Muñoz dijo que durante la semana que estuvieron trabajando en Huaycán escucharon sobre la preocupación de las personas por el tráfico de órganos. "Ya habíamos escuchado de la preocupación de la población por el trágico de órganos, había mucha desconfianza y temor, pero como éramos nuevos, pagamos pato".

También pidió garantías porque durante la trifulca se llevaron su DNI por lo que teme que atenten contra su vida. "Estoy nervioso, con temor, adolorido por la golpiza. Mi compañera se llevó la peor parte porque es mujer, la tenían de un lado para el otro, como una pelota. Pido garantías, porque no estoy seguro", dijo.

Rotafono
Dos vehículos particulares fueron incendiados en Huaycán. | Fuente: Rotafono
Rotafono
Los pobladores confundieron a dos encuestadores con trafiacntes de órganos e intentaron ajusticiarlos. | Fuente: Rotafono