La historia de las elecciones parlamentarias. | Fuente: RPP Noticias

El director del Museo Electoral y de la Democracia del Jurado Nacional de Elecciones, Miguel Seminario dio alcances sobre cómo se realizaron los procesos electorales en el pasado. En entrevista con RPP Noticias, el historiador contó cómo fueron evolucionando el tipo de ánforas, las cédulas de votación y la libreta electoral.

“El fondo museográfico del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) conserva un conjunto de imágenes y bienes culturales desde 1812. Desde las primeras elecciones para elegir a los alcaldes constitucionales y a lo largo de estos 15 años de trabajo, el JNE ha hecho un acopio de bienes culturales rescatando la memoria de la democracia”, indicó.

Las ánforas

Las ánforas nunca fueron las mismas y con el paso del tiempo han cambiado. Según indicó Miguel Seminario, los electores depositaban sus votos en unas ánforas de color negro con forma de jarrón que datan del año 1908. También eran conocidas como “porongos electorales” o “las lecheras”.

En esa época, el Congreso era bicameral y los votos se depositaban en dos ánforas distintas, una para senadores y la otra para diputados. En 1980, las ánforas cambiaron a una forma cilíndrica y de color plomo con un logo antiguo del JNE parecido a una insignia.

¿La cédula de votación siempre fue la misma?

El historiador mostró una cédula de votación de 1956 en la que participó el arquitecto Fernando Belaúnde Terry durante su primera elección con aspiraciones presidenciales junto a Manuel Prado Ugarteche.

Aquella cédula media aproximadamente 18 cm de largo por 12 cm de ancho. Se hacía una cédula por cada candidato que postulaba. “Entonces el elector se acercaba a la cabina secreta (porque el voto es secreto desde 1931) y elegía al candidato de su preferencia. Había cinco candidatos y cinco papelitos donde figuraba el nombre de cada uno de ellos”, precisó Seminario.

Más adelante aparecieron las cédulas con símbolos, las primeras que se asemejan a las actuales. “La primera cédula es de 1963 cuando en un solo papel aparecen los candidatos que postulan en el proceso electoral. En ese mismo año gana por primera vez Fernando Belaúnde Terry”, contó el historiador.

Elecciones 2020. | Fuente: RPP Noticias

¿Por qué se colocan después los símbolos?

El director del Museo Electoral del JNE explicó que antiguamente los iletrados no votaban, pese a que este grupo sí ejerció su voto en los primeros procesos electorales entre 1812 y el comienzo de la República. “Es la República que saca del escenario electoral a los iletrados y a los indígenas”, señaló.

“Las mujeres no votaban, pero empezaron a luchar desde 1867 para conseguir ese estatus de ciudadana. Votaron desde 1956 con la condición de elegir y ser elegidas. Primero se las ilusionó en las elecciones municipales, que se programaron durante el gobierno de Jose Luis Bustamante y Rivero, pero es parte de las luces y sombras de la democracia”, agregó.

Las antiguas libretas electorales

Las libretas electorales también cambiaron y cada vez se hicieron más simplificados. Pasaron de ser un documento tan grande que no cabía en un bolso a uno más pequeño e incluso electrónico. “Si vemos el documento que le daban al ciudadano en 1860 o 1870 y hasta después de la guerra con Chile, eran del tamaño de una hoja A4 imposible portarlo ahora en un pequeño bolso”, precisó Seminario.

El historiador destacó el patrimonio cultural que el JNE tiene y que sobrepasa las 10 mil unidades, donde se registra cada instante de la democracia. “Se tiene la fototeca más antigua de toda Latinoamérica y se puede visitar en el museo que está en el local central del Jurado Nacional de Elecciones en Nicolás de Piérola 1070, de lunes a viernes de 8 de la mañana a 4 de la tarde”, recordó.


¿Qué opinas?