Foto: AFP

Varios boicot ciudadanos a las mesas de voto de 12 parroquias del norte de Portugal impidieron votar en las elecciones europeas de este domingo a unos 12.000 electores, informó hoy la Dirección General de la Administración Interna de Portugal.

Cierre de servicios sociales, la posibilidad de que nuevas vías sean de pago y demandas de transporte urbano son los principales motivos esgrimidos para el boicot.

De las doce parroquias ("freguesías en portugués, un órgano de poder local similar a una junta de distrito), siete pertenecen al municipio Murça, que incluyen a casi 7.000 votantes.

Los municipios de Trofa, Serpins, Covilhã, Orjais y Ponte de Lima también estuvieron afectados.

Son 9,7 millones los ciudadanos portugueses con derecho a votar hoy para elegir a los 21 diputados que van a representarles en el Parlamento Europeo (PE).

Las urnas abrieron a las 8:00 horas, (07:00 GMT) en Portugal continental y en Madeira, y está previsto que cierren a las 19:00 (18:00 GMT).

En el caso del archipiélago de Azores, tanto la apertura como el cierre serán una hora después.

Ante la elevada abstención que pronostican los sondeos, el presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, se dirigió este sábado al país en un mensaje televisado en el que hizo un llamamiento a sus compatriotas para que acudan a votar.

La mayor sorpresa a la que apuntan las encuestas es la popularidad de un candidato alejado de los grandes partidos, António Marinho e Pinto, exdecano del Colegio de Abogados luso, que ahora es conocido por su discurso crítico con la clase política como comentarista en televisión.

-->(Comicios europeos: Se iniciaron las votaciones en los 21 países de la UE)

EFE