El esqueleto del Spinosaurus, el depredador más grande de la Tierra, se encuentra en exposición en el Museo de National Geographic en Washington DC, Estados Unidos. En ella se cuenta la historia de un siglo de duración de este dinosaurio, que primero fue descubierto hace más de 100 años por un paleontólogo alemán.

Su nombre significa Reptil Espinoso de Egipto. Vivió durante el periodo Cretácico temprano, hace aproximadamente 112 a 97 millones de años.

Spinosaurus pudo ser el más grande de todos los dinosaurios carnívoros, todavía más grande que el Carcharodontosaurus y el Gigantosaurus. Estimaciones publicadas en 2005 y 2007 sugieren que tenía 12,6 a 18 metros de longitud y 7 a 20,9 toneladas de peso.

El cráneo de Spinosaurus era largo y angosto como el de los cocodrilos. Se cree que pudo haberse alimentado de pescado; la evidencia sugiere que permanecía tanto en el agua como en la tierra.

Las espinas distintivas de Spinosaurus, las cuales eran extensiones de las espinas vertebrales, crecían hasta 1,65 m y probablemente estaban conectadas con piel, formando una estructura similar a una vela; sin embargo, algunos autores han propuesto que las espinas estaban cubiertas de grasa y formaban una joroba.